...

Loli, la oveja pelona, un cuento muy realista.

yellow line separator
loli the bald sheep

Ileana Hieber Hernández  es Pedagoga de la Universidad Anáhuac Norte, Diplomado en Inclusión de personas con discapacidad en la Universidad Anáhuac Norte, Máster en integración de personas con discapacidad. Calidad de vida, Universidad de Salamanca España, Estudiante del diplomado en Recursos Humanos, secretaria del Trabajo y Previsión Social.  

¿Cómo nace Loli, la oveja pelona?

Desde que inicie a estudiar pedagogía, tenía claro que utilizaría el camino de la educación para aportar un granito que fomentara la inclusión de personas con discapacidad.  

La historia de Loli, la oveja Pelona empezó cuando al concluir mi conferencia de sensibilización de inclusión de personas con discapacidad en la PGR (Procuraduría General de la Republica) uno de los asistentes a la ponencia me comentó: – a mí me encantaría que realice una sensibilización para el grupo de la escuela de mi hija, pero estos alumnos tienen solamente diez años.  

Al escuchar a este colaborador me di cuenta de que había llegado el momento de diseñar otro tipo de presentación que no se tratará de una conferencia teórica, sino de un material didáctico que logrará cuestionar a la población infantil sobre valores humanos como solidaridad, justicia y tolerancia. El concepto de “Pelona” en México significa sin pelo, es decir una oveja que no pudiera dar lana esta sería Loli, la protagonista de este breve cuento.  

Al escribir la historia, lo primero que me pregunté fue ¿Los seres humanos nacemos con empatía hacia las personas que tienen características diferentes sea racial, por discapacidad, nivel socioeconómico, etc.?  

En mi reflexión, analice a Maquiavelo diplomático, funcionario, filósofo político y escritor italiano que en su obra el Príncipe (1531) afirma que “ El hombre es malo por naturaleza” si observamos a cualquier ser humano niño, joven o adulto, nos damos cuenta que de forma natural no nos gusta la inclusión, al alumno de primaria usuario de andadera no lo esperan al final de la clase, al adolescente con discapacidad le cuesta encontrar personas para los trabajos en equipo y el joven con licenciatura o maestría no lo terminan de integrar en los puestos de trabajos de las compañías. 

Una sociedad con una consciencia incluyente se forma desde etapas prescolares ya que la inclusión no nace de forma natural en un infante, tiene que haber intencionalidad: intencionalidad de parte de la familia, intencionalidad de centro educativo, intencionalidad de los responsables de lugares de ocio infantil.  

Un niño no responde con solidaridad, justicia y tolerancia naturalmente, no lo sabe hacer y por eso la importancia de una educación interdisciplinaria continua en valores desde la primera infancia hasta la etapa universitaria.  

Si nos cuestionamos por una lista de antónimos de la palabra inclusión, en la primera palabra en la cual pensamos es discriminación y lo peligroso es que esta palabra conduce a la mayoría de las escuelas al Bullying escolar.  

Hablemos de Bullying

Hasta el año pasado 2023, de acuerdo a la organización no Gubernamental Bullying Sin Fronteras se confirmó que México, Estados Unidos y China son los tres países más afectados por el bullying.  

De acuerdo a la Unicef (2024), el bullying es definido como la agresión para ejercer poder sobre otra persona. Comprende una serie de amenazas hostiles, físicas o verbales que se repiten, angustiando a la víctima y estableciendo un desequilibrio de poder entre ella y su acosador, esto ha empeorado con las redes sociales.  

La importancia de la educación en la inclusión

La relevancia de materiales como el video-cuento de Loli, La Oveja Pelona recae en que a partir de este tipo de historias se puede lograr que alumnos de 5 a 10 años puedan cuestionarse ¿Es correcto que las ovejas del rebaño se nieguen a convivir con Loli por no tener lana? ¿Hicieron bien en burlarse de Loli por no tener lana?  

Cuando analizamos la escena donde Tomás el granjero confecciona un suéter a Loli para que pueda participar pastando con el rebaño, el docente puede llevar al salón de clases este hecho y cuestionar al estudiante ¿Qué puedes hacer como alumno de ocho años para que Paula tu compañera usuaria de sillas de ruedas pueda jugar en el recreo con el resto de los niños?  

Estas son preguntas que los docentes pueden utilizar para cuestionar a los estudiantes sobre el tema de inclusión a personas con discapacidad. A nivel social se requieren más materiales didácticos que fomenten conciencias inclusivas desde temprana edad a través de contenidos que aborden valores humanos.  

Loli tuvo que embarrarse en el lodo para poder convivir con su rebaño ¿Qué puede hacer el rebaño para que Loli pueda convivir con las demás ovejas sin tener que embarrarse de lodo? Son preguntas que pueden concientizar al alumno a partir de que el docente utilice la metodología del debate y reflexión.   

La problemática del bullying inicia con una actitud de intolerancia, “no tienes lana” entonces no deberías estar en nuestro rebaño, este comportamiento aumenta y termina en exclusión, discriminación y violencia a nivel del entorno escolar.  

El mejor mecanismo para combatir esta problemática es propiciar un ambiente inclusivo, en el cual se valoren las diferencias desde temprana edad en cada estudiante y se motive la solidaridad con el lema de “cualquier alumno puede ser de apoyo a otro” es en esta frase donde reside la transcendencia de un educador.  

loli the bald sheep

¿En qué momento podemos decir que nos encontramos en un país inclusivo?

Un espacio inclusivo sea laboral, escolar o social es aquel donde todas las personas tienen presencia, participación y éxito. En el cuento visualizamos que Loli lucha por poder pastar con su rebaño, hasta que Tomás el granjero le diseña un suéter para que no se queme (este acto representa a los apoyos que el sistema debe ofrecer a la persona con discapacidad para favorecer su desarrollo pleno).  

Loli identificó que uno de sus talentos, un olfato muy desarrollado podía contribuir al bienestar de su rebaño. Es esta la labor del educador, guiar a cada alumno a descubrir sus talentos sin importar cuales sean sus circunstancias y condiciones de vida.  

La verdadera inclusión la vamos a vivir cuando ya no tengamos que hablar de inclusión, cuando ningún niño, joven o adulto tenga que embarrarse de lodo para ser parte del sistema educativo, laboral y social.  

Definitivamente nos falta mucho camino por andar, pero si queremos seguir avanzando es importante saber que para la inclusión necesitamos un cambio de razón, pero sobre todo de corazón. 

Ileana Hieber Hernández

Ileana Hieber Hernández

Instagram: @ileana_hieber
Idioma: Español

Bookmark (0)
Close

No account yet? Register

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CREAR CUENTA

Acepto la Politica de Privacidad

¿Ya tienes una cuenta?

LOGIN

Don’t Have Account?

create account

I accept the Privacy Policy
Already an Account?

Iniciar Sesión

¿No tienes cuenta?

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Subscribe To Our Newsletter